Astronautas / Stanislaw Lem

Editor: 
Impedimenta
Año: 
2016
Lengua: 
Tipo de ejemplar: 
Tipo de usuario: 
Autor: 
Lem, Stanislaw (1921-2006)

Tras haber pasado por múltiples contiendas y luchas sangrientas, en el siglo XXI la humanidad ha dejado atrás toda forma de capitalismo y ha logrado un equilibrio sostenible en el planeta. Colosales trabajos de ingeniería, como la irrigación del Sáhara o el control del clima con soles artificiales, dan cuenta del progreso de la especie. Durante uno de estos proyectos, en la siberiana Tunguska se halla un objeto que es identificado como un archivo extraterrestre. Tras lograr descifrar alguno de los datos que recoge, se descubren ciertos detalles alarmantes del viaje de una nave que debió de estrellarse en la zona. El Gobierno de la Tierra decide enviar la recién construida nave Cosmocrátor al planeta Venus, donde sus tripulantes localizarán los restos de una civilización infinitamente más avanzada que la nuestra.

Es una de las novelas más famosas de Lem, editada por primera vez en el año 1951. Implica el seguimiento del esquema de realismo social, y por este motivo durante muchos años fue olvidada y abandonada por el propio autor. Sin embargo, en esta primera novela de Lem sobre un viaje entre planetas, hay un potencial de extraordinaria imaginación y fe en que la sabiduría humana al final superaría la locura de la política. La imagen del planeta Venus, arruinado por una guerra fratricida y, sin embargo, preparándose para atacar la Tierra, es una visión conmovedora hasta hoy de los resultados del pragmatismo primitivo y de la ambición del poder.

Stanisław Lem

Stanisław Lem (1921-2006) nació en Leópolis, que hasta 1939 formaba parte de Polonia y en la actualidad de Ucrania. Hijo de un médico del ejército austrohúngaro, Stanisław terminaría también interesándose por la medicina, e iniciaría sus estudios en la Universidad de Leópolis, pero la Segunda Guerra Mundial le obligaría a interrumpirlos. Su familia, católica de ascendencia judía, se salvó del Holocausto en parte por suerte.

Durante la guerra, Lem trabajó como soldador y mecánico, y traficó con armas para la resistencia polaca. En 1946 se estableció en Cracovia. Ese mismo año publicó su primera obra, Hombre de Marte, en una revista juvenil. Dos años después, por a sus discrepancias manifiestas con las teorías científicas oficiales, solo consigue el certificado de estudios de medicina en la especialidad de psicología. De esa experiencia surge la novela realista El hospital de la transfiguración (1948), publicada en 1955, en la que relata los avatares de unos médicos en un hospital psiquiátrico de la Polonia ocupada que intentan salvar a los enfermos de un exterminio seguro.“

Abrumado por el absurdo de las circunstancias”, según diría él mismo, tras esta primera incursión abandonó el realismo social para “sortear la censura estalinista” y crear ese universo personal, de impecable factura técnica, que le daría renombre internacional.

Hombre profundamente culto, sus obras aúnan y exploran disciplinas tan dispares como la psicología, la estadística, la lógica, la física o la cibernética. De la pluma de Lem surgirían títulos de referencia como Los astronautas (1951) o Diarios de las estrellas (1957), una original obra cómica del espacio por la que fue comparado con Swift y Carroll, y en la que aparece por vez primera su famoso personaje Ijon Tichy. Le siguieron Edén (1959), Retorno de las estrellas (1961), Memorias encontradas en una bañera (1961) y la que se considera su obra cumbre, Solaris (1961).En libros posteriores, Lem, sin abandonar su tono pesimista, desarrollaría un estilo satírico-humorístico inimitable. Fábulas de robots (1964) y su continuación, Ciberíada (1965), constituyen una serie de fábulas alegóricas en las que superpone las más imaginativas posibilidades tecnológicas a los esquemas tradicionales del cuento fantástico o la leyenda medieval. Tras estas obras vendrían títulos como La voz de su amo (1968) o Relatos del piloto Pirx (1973).En la estela de Voltaire y Borges está la colección de reseñas de libros imaginarios Vacío perfecto (1971), continuada por Un valor imaginario (1973) y Provocación (1982), una magistral reflexión sobre el nazismo y el Holocausto.Otras obras reseñables son La investigación (1976), una novela de misterio y crímenes, de ambiente profundamente kafkiano; y La fiebre del heno, en la que fundía elementos de la novela negra con la ciencia ficción. Abandonó su producción narrativa tras la publicación de Fiasco (1986), considerada su novela más reflexiva, porque, "no veo la necesidad de escribir otro libro más" y para volcarse en el ensayo.

Miembro fundador de la Sociedad Polaca de Astronáutica y profesor de literatura polaca en la Universidad de Cracovia, en 1973 fue nombrado miembro honorario de la Sociedad Estadounidense de Escritores de Ciencia Ficción, de la que, sin embargo, fue expulsado tres años después por sus constantes desprecios al género.Sus libros, de los que ha vendido más de 27 millones de ejemplares, han sido traducidos a más de 40 idiomas.