Descarga la obra "Vida de San Gil" de José Manuel San Baldomero.

Descarga la obra "Vida de San Gil" de José Manuel San Baldomero.

Descarga gratis la obra "La vida de San Gil" de José Manuel San Baldomero. 

 

José Manuel San Baldomero nació en Cervera del Río Alhama en 1948. Es doctor en filosofía y ha sido catedrático de filosofía en el IER Práxedes Mateo Sagasta de Logroño y profesor tutor de Filosofía en el Centro Asociado de la UNED en dicha capital.  En 2019 presentó en la Biblioteca de La Rioja "La Rioja de Jovellanos", con la que ganó el VII Premio de Investigación que convoca la Fundación Foro Jovellanos del Principado de Asturias, valorado en 6000 euros. 

Su nueva obra, "La vida de San Gil" está dedicada la biografía del santo de origen griego que vivió entre los siglos V y VII en el sur de Francia a partir de un texto escrito por el teólogo medieval Jean Belet. Considerado patrón de los mendigos y los pastores, San Gil o Egidio Abad  tuvo siempre mucha popularidad y devoción. Se le representa como un anacoreta con varios atributos, como una cierva, una fecha clavada en el brazo o un lirio.

 

 Retrato de San Gil y la cierva realizado hacia 1500 (National Gallery

 

El trabajo de San Baldomero está dividido en tres partes. En el prólogo el autor evoca su propia infancia para dar con la fascinación que la figura del santo le suscita. La casa familiar estaba cerca de la Iglesia dedicada al santo en Cervera del Río Alhama, lugar que acogió numerosas escebas de su pasado, entre ellas, las fiestas patronales que tienen lugar el 1 de septiembre. El hecho, no obstante, que impulsó la redacción del libro sobre San Gil fue un viaje familiar al Languedoc. Allí, San Baldomero se hace con una traducción en francés del libro de Jean Beleth, que le servirá de base para realizar su propia traducción al castellano. 

Pero el interés de la obra no se limita a la mera traducción del texto escrito en el siglo X.  La segunda parte –la más extensa- de la obra de bajo el epígrafe de “Comentario” consta de cuatro capítulos.

  • En el primero se analiza el significado del culto a los santos, su origen histórico en el cristianismo, el género literario de las llamadas “vitae” y el culto a los santos en la Edad Media.
  • En el segundo, que tiene por título “San Gil”, se estudian en primer lugar las causas que originaron que la devoción y el culto a san Gil –ser Saint-Gilles puerto de embarque a Tierra Santa, ser camino de Santiago y estar relacionado con la monarquía carolingia-. Luego, se mira al potente atractivo de la especialidad hagiográfica de san Gil -opuesta a los santos guerreros-  por ser santo pacífico, amable, liberador del miedo y protector de los débiles. Tras la descripción de las reliquias y el relicario que contenía el cuerpo de san Gil se estudia la extensión del culto a san Gil en la Edad Media en Francia -en la que más de mil villas, pueblos, aldeas, iglesias y capillas llevan su nombre- en Centro Europa, en Inglaterra y en España, donde su culto vino acompañando a los cruzados franceses que intervinieron en la Reconquista y a los peregrinos del camino de Santiago.
  • El tercer capítulo –el momento más complejo del libro- es un análisis de la Vida escrita por Jean Belet en el que se plantean los problemas historiográficos de las fuentes de la obra y el difícil y disputado problema de la datación histórica de la vida del santo.
  • En el cuarto capítulo se estudia la presencia de imágenes de la vida de san Gil y de su simbolismo en el arte de las dos iglesias parroquiales de Cervera del río Alhama. Se describen los avatares de la realización del retablo del santo en su iglesia parroquial por el cerverano Tomás Manrique y se estudia la realización de su imagen por el arnedano  Antonio de Zárraga, los dos bajorrelieves con dos escenas de  la vida del santo del mismo retablo y el cuadro de san Gil del retablo de la iglesia parroquial de santa Ana.

 

 

Iglesia de San Gil en Cervera de Río Alhama.

 

Termina el libro con una reflexión teológico-moral sobre la actualidad de la santidad de san Gil como encarnación simbólica de lo que Jesús de Nazaret exige a sus seguidores: desprendimiento y disponibilidad de los bienes propios por parte de los otros y solicitud amorosa hacia los más débiles. Se tiene para ello cuenta las reflexiones del cardenal Walter Kasper La misericordia y de la Encíclica del papa Francisco Laudato si. Sobre el cuidado de la casa común. El autor acaba proponiendo a san Gil -como hizo el papa Francisco con san Francisco de Asís- como modelo de una espiritualidad y una ciudadanía ecológicas y evocando la celebración de su fiesta anual en Cervera del río Alhama el día 1 de septiembre.

 

Descarga gratis la obra "La vida de San Gil" de José Manuel San Baldomero.