'Exposición 'Con privilegio real: Guillén de Brocar, primer tipógrafo de Logroño

'Exposición 'Con privilegio real: Guillén de Brocar, primer tipógrafo de Logroño

 

La exposición cuenta, a través de la muestra de joyas del patrimonio bibliográfico riojano, cómo fue la llegada del invento a la capital riojana de la mano del impresor Arnao Guillén de Brocar a principios del siglo XVI.  

 

La invención de la imprenta de tipos móviles marca uno de los instantes decisivos en la Historia de la Humanidad. Johannes Gutenberg, su inventor, dio en 1456 con la solución a uno de los retos del Renacimiento: responder a las demandas de una sociedad cada vez más alfabetizada superando las limitaciones que la copia manuscrita imponía sobre la producción de libros. Las ventajas del revolucionario procedimiento transformaron la dimensión cultural del libro, convirtiéndolo en el instrumento de transmisión del conocimiento que sigue siendo hoy en día.

 

La imprenta de Gutenberg se transmitió con rapidez desde Alemania al resto de Europa. A España llegó en 1472, hace exactamente 550 años. Tres décadas más tarde se instalaría el primer taller en Logroño. La exposición “Con privilegio real: Guillén de Brocar, primer tipógrafo de Logroño”, organizada por la Biblioteca de La Rioja “Almudena Grandes”, cuenta al visitante cómo fue la llegada del invento a la capital riojana en 1502 de la mano de un impresor de oscuro pasado, Arnao Guillén de Brocar. La biografía de Brocar es la de un artesano emprendedor que, gracias a su pericia profesional y a su olfato comercial, terminará siendo uno de los referentes ineludibles para explicar el desarrollo de la imprenta española en sus primeras décadas.

 

La plaza Martínez Zaporta de Logroño, lugar en el que Guillén de Brocar abrió el primer taller de imprenta de la ciudad hacia 1502

 

Una oportunidad para disfrutar de nuestro patrimonio bibliográfico 

A través de más de diez obras procedentes de los fondos de la Biblioteca de La Rioja, el Instituto de Estudios Riojanos y la biblioteca del monasterio de San Millán de la Cogolla, se revela, entre otros aspectos, la relación que Brocar mantuvo con grandes personalidades como Antonio de Nebrija o el cardenal Cisneros. Destacan obras como Tractatus sacerdotalis de Nicolas Plove, una de las primeras impresiones salidas del establecimiento logroñés de Brocar en 1503; la Crónica serenissima de Juan II de Castilla realizada en 1517 por orden de Carlos V, considerada como una las obras más importantes de la imprenta española del siglo XVI y la más bella de Brocar en Logroño, o la Biblia Políglota Complutense, posiblemente el proyecto tipográfico más complejo y ambicioso llevado a cabo en su época.

Una de las primeras obras impresas por Guillén de Brocar en su taller de Logroño fue el 'Tractatus sacerdotalis de Sacramentis' de Nicolas Plove. El ejemplar expuesto fue adquirida en 2021 por la Biblioteca de La Rioja 'Almudena Grandes'. 
 

La muestra será inaugurada el lunes 3 de octubre en el salón de exposiciones de la Biblioteca de La Rioja “Almudena Grandes” y permanecerá abierta hasta el 31 de octubre. Con esta actividad, el centro pretende compartir con la ciudadanía algunos de los tesoros bibliográficos más valiosos custodiados en instituciones riojanas, que por su alto valor patrimonial son conservados bajo estrictas medidas de seguridad.