Paul Auster. 1947-2024

Paul Auster. 1947-2024

Paul Benjamin Auster (Newark, Nueva Jersey; 3 de febrero de 1947-Nueva York, 30 de abril de 2024) ​fue escritor, guionista y director de cine. Sus textos han sido traducidos a más de cuarenta lenguas. Fue nombrado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia en 1992 y recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2006. Su obra se destaca por contener absurdismo, existencialismo, literatura policíaca y la búsqueda de un significado y de una identidad personal.

Obras de Paul Auster en la Biblioteca de La Rioja

Paul Benjamin Auster nació en Newark,  en una familia judía de clase media de ascendencia polaca. Se inició en la literatura a temprana edad gracias a la biblioteca de un tío suyo, traductor. Empezó a escribir a los 12 años.
Entre 1965 y 1967 estudió literatura francesa, italiana e inglesa en la Universidad de Columbia de Nueva York. Comenzó a traducir a autores franceses tales como Jacques Dupin y André du Bouchet. Como parte de su trabajo viajó a París, adonde regresó en 1967 para evitar ir a la guerra de Vietnam. En la capital francesa intentó trabajar en el cine, aunque suspendió el examen de ingreso al Instituto de Altos Estudios de Cinematografía. Escribió guiones para películas mudas que nunca se rodaron, pero que fueron plasmadas posteriormente en El libro de las ilusiones. En su juventud tradujo poesía francesa y escribió poemas propios.
Durante los diez años siguientes escribió artículos para revistas y empezó las primeras versiones de El país de las últimas cosas y de El palacio de la luna, novela semibiográfica. Trabajó en un petrolero y volvió a Francia donde permaneció durante tres años (1971-1974) gracias a sus traducciones de Stéphane Mallarmé, Jean-Paul Sartre y Georges Simenon. También escribió poesías y obras de teatro de un solo acto.
En 1976 Auster escribió su primera novela: Jugada de presión, una suerte de novela negra al estilo clásico de Raymond Chandler y Dashiell Hammet bajo el seudónimo de Paul Benjamin, con la que obtuvo escaso éxito editorial. Poco tiempo después de divorciarse de la también escritora Lydia Davis, con quien tuvo un hijo, la muerte de su padre le proporcionó una pequeña herencia que lo sacó de apuros económicos y lo inspiró para escribir La invención de la soledad.
En los años siguientes conoció a la novelista Siri Hustvedt, con quien contrajo matrimonio en 1981 y con quien tuvo a su primera hija. Entre 1986 (año en que se publicó Ciudad de cristal) y 1994 (año en que se publicó Mr. Vértigo) Auster publicó las novelas El palacio de la luna y Leviatán; obteniendo el Premio Médicis en 1993 por esta última novela. En 1995 escribió y codirigió con el director Wayne Wang las películas independientes Cigarros y Humos del vecino, a partir de su relato El cuento de Auggie Wren. Posteriormente, escribió y dirigió en solitario Heridas de amor (1998).
Regresó a la novela con Tombuctú (1999), El libro de las ilusiones (2002), La noche del oráculo (2004) y con Brooklyn Follies (2005). En 2006 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y ese mismo año publicó Viajes por el Scriptorium y comenzó la que sería su segunda película como director: La vida interior de Martin Frost. En 2008 publicó Un hombre en la oscuridad.

Auster fue un defensor de las libertades y se negó a visitar países «que no tienen leyes democráticas». Rehusó visitar China y rechazó —en protesta por el más de centenar de periodistas y escritores que habían sido encarcelados— la invitación que le hicieron en Turquía con motivo de la publicación allí de su libro Diario de invierno.4 Encabezó en los Estados Unidos el grupo de escritores opositores al gobierno de Donald Trump.
Auster es, por excelencia, el escritor del azar y de la contingencia. Debido a que no cree en la causalidad, Auster persigue en lo cotidiano las bifurcaciones surgidas por errores o acontecimientos aparentemente anodinos. Esto último sucede en La trilogía de Nueva York, en La música del azar y, sobre todo, en Leviatán, en especial en su escena central. La enfermedad, el mimo en la descripción de los objetos de papelería y la metaliteratura son señas de identidad recurrentes que se dan en su obra.
El estilo de Auster es aparentemente sencillo, gracias a su trabajo y conocimiento de la poesía, pero esconde aun así una compleja arquitectura narrativa compuesta de digresiones, de metaficción, de historias dentro de la historia y de espejismos (como en su cuento El cuento de Auggie Wren). Describe existencialmente la pérdida, la desposesión, el apego al dinero, el vagabundeo y también se cuestiona la identidad, en especial en La trilogía de Nueva York, en la que uno de sus personajes (que no es el narrador) se llama como él; en Leviatán, en la que el narrador tiene sus iniciales (Peter Aaron) y conoce a una mujer llamada Iris (anagrama de su esposa Siri); o en La noche del oráculo, donde un personaje se llama Trause (anagrama de Auster).
"Kafka y Beckett. Ambos tuvieron un gran impacto sobre mí. La influencia de Beckett fue tan fuerte que casi no pude salir de ella. Entre los poetas me sentía muy atraído por la poesía contemporánea francesa y por los objetivistas estadounidenses, particularmente George Oppen, que se convirtió en mi amigo; también el poeta alemán Paul Celan, que en mi opinión es el mejor poeta de la postguerra en cualquier idioma. De los poetas clásicos, estaban Hölderlin y Leopardi, los ensayos de Montaigne y Don Quijote, de Cervantes, que sigue siendo una gran fuente de inspiración para mí."