Annie Ernaux, Premio Nobel de Literatura en 2022

Annie Ernaux, Premio Nobel de Literatura en 2022

Obras disponibles en la Biblioteca de La Rioja

Annie Ernaux (Lillebonne, Francia, 1 de septiembre de 1940) es la ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2022. Además de escritora, es Catedrática y profesora de letras modernas.

Pasó su infancia y su juventud en Yvetot, en Normandía. Muy pronto abandonó la ficción por lo autobiográfico, narrando historias de su infancia en la cafetería-tienda de ultramarinos de sus padres en Yvetot. Sin florituras, cuenta la vida de su madre (Une femme), el ascenso social de sus padres (La place, La honte), su adolescencia (Ce qu'ils disent ou rien), su matrimonio (La femme gelée), su aborto (El acontecimiento),​ la enfermedad de Alzheimer de su madre (Je ne suis pas sortie de ma nuit), su cáncer de mama (L'usage de la photo), en el lenguaje normando y campechano de su vida hasta los 18 años.
Desde mediados de los 70 vive en la nueva ciudad Cergy-Pontoise —desde 2012 integrada en la Mancomunidad del mismo nombre—. Sobre sus razones para elegir este lugar explica: «Sé que parece una contradicción, pero esta urbe sin pasado era el único lugar donde me sentía bien. Las ciudades históricas me recuerdan a una larga tradición de exclusión social. Aquí podía vivir sin sentirme sometida a ese determinismo». Su obra Diario del afuera es un retrato de la ciudad compuesto por escenas cotidianas de las que es testigo cuando camina por sus calles.
Ha sido admirada como narradora en la primera persona y por sus reflexiones autobiográficas por autores como Emmanuel Carrère, Virginie Despentes, Édouard Louis o Didier Eribon. Ernaux reivindica la dimensión política de la intimidad.
La Academia Sueca le concedió el Premio Nobel de Literatura «por el coraje y la agudeza clínica con la que descubre las raíces, los extrañamientos y las trabas colectivas de la memoria personal».
Esa justificación parece salida de la boca de la propia autora, que cree que la literatura debe funcionar “como un cuchillo”. Escribe con el bisturí en la mano, siempre dispuesta a llegar a tocar el hueso, a llegar “hasta el fondo de una determinada verdad”. El resultado ha sido una obra minuciosamente elaborada a lo largo de las últimas cinco décadas y situada a medio camino entre la narrativa y las ciencias humanas, donde la historia y la sociología cuentan tanto como el recuerdo individual. Ernaux está convencida de que es imposible disociar ambas cosas. Este es el primer Nobel para la autoficción, un subgénero que ha alimentado, aunque la escritora reniegue de esa etiqueta y de todo lo que la encierre en su biografía. En realidad, su supuesta literatura del yo ha adoptado, a menudo, otros pronombres: tú, él, ella, nosotros.

Obra:

  • Les armoires vides, 1974. (Los armarios vacíos, 2022)